LOADING

Type to search

Ir de tapas en Almuñécar, los mejores bares para visitar en la ciudad

Si hay algo característico de toda la provincia de Granada son las tapas, y Almuñécar y La Herradura en la Costa del Sol Tropical, son uno de los mejores lugares para tapear en cualquier época del año gracias a su privilegiado clima, así como a la generosidad de sus tapas, y que no sufre las aglomeraciones masivas de turismo como en otras localidades costeras más occidentales de Andalucía.

El tapeo o ir de tapas, es una experiencia que no debes perderte.
La tapa es un pequeño aperitivo que se sirve gratuitamente junto con cualquier bebida.

Dependiendo de la política de cada establecimiento se podrán elegir hasta dos variedades de tapa en cada ronda por grupo de clientes, o tendrán un orden establecido para la primera, segunda… que suelen ir en aumento en cuanto a las porciones conforme van aumentando las rondas.

Almuñécar y La Herradura destacan por sus enormes tapas a unos precios muy buenos por lo que comer de tapas, es siempre una opción muy económica y variada.

Ya que una caña o un refresco tienen un precio cercano a los 2 euros, en todos los bares de la zona. Por lo que, con un par de consumiciones con sus respectivas tapas, o tres para los más glotones equivaldría a un plato del día en cualquier otro bar o restaurante del resto de España.

Por tanto, si visitas Almuñécar o La Herradura, no dudes en tomarte un par o tres de cañas para comer o para cenar, te saldrá muy económico y disfrutarás de la gastronomía local.

Además, si te cansas de beber o no tienes mucha sed, siempre te puedes pedir unas raciones o una tapa extra en cualquier bar.

Algunos, pero no todos porque la oferta es casi ilimitada, de los más emblemáticos bares de Almuñécar y La Herradura son:
Bar los Pajaritos, aunque se trata de un bar de la toda la vida también es muy glamuroso ya que es frecuentado por algunos famosos, como Eva Hache o el Loco de la Colina, Jesús Quintero.

Se encuentra en un lugar muy céntrico, los días clave siempre está lleno a rebosar. Y sus tapas son siempre de pescado y marisco.

La Bodeguita, es otro clásico que no puede faltar en cualquier lista que se precie, también la mayoría de sus tapas son de “pescaíto frito”, tan característico de la zona.

Bar Higuitos, el cual tiene una amplia terraza y es genial para tomarte una tapita de paella.

Restaurante Andalusí, que a pesar de ser un restaurante también tiene una zona para tapear en su barra, muy cerquita de la playa.

El origen de esta costumbre es difuso y se pierde en la historia, pero hay varias hipótesis, desde la que cuenta que fue el rey Alfonso X el Sabio al que el médico le prescribió por una enfermedad tomar sorbitos de vino, y para evitar los efectos del alcohol ingería entre sorbo y sorbo una pequeña porción de queso o jamón, al recuperarse ordenó que en los mesones de su reino no se sirviese el vino sin que fuera convenientemente acompañado por alguna ración de comida, y ello para lograr que los comensales no estuvieran tan afectados por el alcohol del vino, por lo que tapaban sus efectos.

También existe la idea de que durante la Edad Media para evitar que las moscas se metiesen en la bebida, se tapaba la copa o el vaso con un trozo de pan o de jamón; y otra versión de la historia de la tapa es para evitar las riñas y peleas en las tabernas a causa del alcohol, entonces los Reyes Católicos ordenaron que se sirviese una porción de comida con las bebidas para paliar las embriagueces.